Los 5 Mejores Esfigmomanómetros o Tensiómetros Manuales

 Los 5 Mejores Esfigmomanómetros o Tensiómetros Manuales

El estilo de vida moderno, donde prácticamente vivimos corriendo para superar el ritmo de las agujas del reloj, ha hecho que existan que ciertos riesgos para la salud, como la hipertensión, las enfermedades cardíacas y otras afecciones cardiovasculares, sean cada vez más comunes.

Elegir el esfigmomanómetro o tensiómetro manual adecuado es una de las mejores alternativas para poder anticiparnos a situaciones críticas con respecto a nuestra salud.

La palabra esfigmomanómetro puede ser difícil de deletrear, pero en definitiva los tensiómetros manuales son ideales para evaluar la presión arterial, y realizar lecturas rápidas y precisas de manera consistente.

Desafortunadamente, seleccionar el mejor tensiómetro manual, no es una tarea muy fácil. Pero, por suerte para ti, hemos hecho los deberes, por lo que hoy te ofrecemos los mejores cinco tensiómetros manuales, que puedes adquirir con un simple clic.

Por otra parte, también puedes recurrir a dispositivos que ofrecen la posibilidad de realizar lecturas automáticas como los tensiómetros de brazo digitales o los tensiómetros de muñeca.

Hemos analizado la calidad de sus materiales y por supuesto las revisiones de los usuarios, por lo que cualquiera de estos cinco tensiómetros podrá ayudarte a tomar las mediciones de tu presión arterial, sin ningún tipo de error.

tensiometro manual mdf calibra
  • Tensiómetro manual MDF Calibra
  • Medida: 0 - 300 mmHg
  • Máx. Tolerancia de Error: +-3 mmHg
  • Dimensiones: 62,5 x 40,4 x 19,3 cm
  • Peso: 410 g
  • Precio: 32,99 €
  • Valoración: 10/10
primacare DS 9197
  • Primacare DS 9197
  • Medida: 0 - 300 mmHg
  • Máx. Tolerancia de Error: +-3 mmHg
  • Dimensiones: 18,8 x 11 x 7 cm
  • Peso: 350g
  • Precio: 18,33 €
  • Valoración: 9.5/10
riester 1362
  • Riester 1362
  • Medida: 0 - 300 mmHg
  • Máx. Tolerancia de Error: +-3 mmHg
  • Dimensiones: 21,6 x 12,5 x 8,2 cm
  • Peso: 399g
  • Precio: 56,58 €
  • Valoración: 9.5/10
tensiómetro manual Aiesi Doctor Aneroid
  • Tensiómetro manual Aiesi Doctor Aneroid
  • Medida: 0 - 300 mmHg
  • Máx. Tolerancia de Error: +-3 mmHg
  • Dimensiones: 19 x 12 x 8 cm
  • Peso: 362g
  • Precio: 20,99 €
  • Valoración: 9.5/10
tensiómetro manual Aiesi Doctor Precision child, especial para niños
  • Tensiómetro manual Aiesi Doctor Precision child, especial para niños
  • Medida: 0 - 300 mmHg
  • Máx. Tolerancia de Error: +-3 mmHg
  • Dimensiones: 18,5 x 10 x 7 cm
  • Peso: 327g
  • Precio: 18,90 €
  • Valoración: 9/10

TOP 5 mejores tensiómetros manuales

Tensiómetro manual MDF Calibra

tensiometro manual

Este es de lejos el mejor esfigmomanómetro aneroide, ya que está hecho con materiales libres de látex y presenta una bombilla de inflado de alta densidad y calidad, un gran medidor de alto contraste para una lectura sin esfuerzo, etiqueta indicadora de arteria, índice gama y cómodo puño de nylon.

Cada uno está hecho a mano y respaldado por una garantía de tres años y una garantía de calibración de por vida.

Lo mejor de todo es que también tiene un precio razonable. Entonces, si necesitas un esfigmomanómetro fiable, preciso y de alta calidad pero no quieres gastarte una fortuna, el MDF Calibra puede ser el esfigmomanómetro ideal para ti.

Es preciso y fiable, posee un alto contraste de gran tamaño y su precio es más que asequible.

VER OFERTA EN AMAZON

Primacare DS 9197

esfigmomanómetro manual

Qué mejor manera de proteger la salud de tus seres queridos que adquiriendo este tensiómetro manual. Independientemente de si tienes que lidiar constantemente con problemas relacionados con la presión arterial o no, es esencial tener un buen monitor de presión arterial en tu botiquín de primeros auxilios.

Este tensiómetro manual es duradero, fiable y está hecho de materiales de alta calidad. Viene con números claros y grandes, lo que lo convierte en una de las soluciones más seguras disponibles en el mercado en este momento.

El manguito está hecho de nylon lavable, y su puño de velcro te permite un ajuste cómodo y seguro y el sistema de inflación de látex es de larga duración.

No necesitarás fuentes de energía adicionales para su correcto funcionamiento e incluye un estetoscopio, realizado en una aleación de zinc cromado.

Además, es liviano, por lo que podrás trasladarlo cómodamente en tu mochila, en caso de que necesites controlar la presión arterial cuando te encuentres fuera de tu casa.

VER OFERTA EN AMAZON

Riester 1362

esfigmomanómetro

El esfigmomanómetro de Riester 1362, se diseñó específicamente para que sea más fácil para el usuario al tener una válvula de liberación de aire estilo gatillo con una sola mano y permite controlar la velocidad o lentitud para liberar el aire.

Te resultará muy fácil de usar por primera vez, ya que es muy sencillo montarlo y utilizarlo de inmediato, y el brazalete con velcro permite ajustarlo fácilmente.

Dado que es un esfigmomanómetro aneroide, se basa en la auscultación de la arteria braquial, por lo tanto, necesitarás un estetoscopio para detectar la presión.

El bulbo infla el brazalete rápidamente gracias a la válvula hermética y al refuerzo metálico y  el manómetro es muy grande y fácil de leer.

Además, cuenta con un micro filtro que protege la válvula de purga de aire y el sistema de medición.

VER OFERTA EN AMAZON

Tensiómetro manual Aiesi Doctor Aneroid

tensiometros manuales

Si estás buscando un esfigmomanómetro que sea económico, entonces el esfigmomanómetro aneroide de Doctor Aneroid es el indicado para ti.

Ofrece una lectura constante, y puede ser utilizado tanto por los profesionales de la salud, como por las personas que necesiten controlar su presión arterial en el hogar.

El manguito está diseñado para ser resistente a la abrasión, a los químicos y a la humedad, mientras que su bulbo de inflado está hecho con material resistente a las grietas y antiadherente

El diseño es simple, ergonómico y muy fácil de sostener, y simplemente deberás presionar la bomba, para comenzar a medir los niveles de presión arterial.

El manómetro con fondo blanco de PVC de 300 mm Hg es un dispositivo fiable de pin continuo que ayuda a medir las lecturas de presión sistólica y diastólica. El brazalete de nylon es adecuado para envolver los brazos de diferentes tamaños: pequeño, mediano o grande.

VER OFERTA EN AMAZON

Tensiómetro manual Aiesi Doctor Precision child, especial para niños

esfigmomanometro

Tomar la presión arterial de los más pequeños, puede convertirse en un verdadero desafío. Sin embargo, con este tensiómetro manual con diseños infantiles, la tarea se simplifica, y puede llegar a ser incluso divertida.

El medido profesional de dos tubos, y el brazalete de color con divertidos dibujos, ofrece un sistema de deflación de diez segundos, por lo que la medición de la presión arterial en niños se puede realizar en muy poco tiempo.

Si necesitas controlar la presión arterial de tus pequeños por antecedentes familiares, un sobrepeso importante, colesterol alto o diabetes del tipo 2 (para los diabéticos también es recomendable con un medidor de glucosa en sangre), no puedes dejar de tener este tensiómetro manual en tu hogar.

VER OFERTA EN AMAZON

Qué es un esfigmomanómetro y qué mide

Un esfigmomanómetro es un dispositivo que utilizamos para medir nuestra presión arterial, específicamente a través de las arterias. Al medir la presión sanguínea, hay dos lecturas a tener en cuenta.

La primera lectura, sistólica, es aquella en la que el corazón bombea sangre fuera de la aorta y la segunda lectura, diastólica, es cuando el corazón se llena de sangre. Suele ser el punto de descanso entre los latidos del corazón.

A medida que el brazalete se llena de aire, el primer latido que se escucha a través del estetoscopio daría la lectura sistólica. A medida que el aire se llena, los latidos del corazón comienzan a desvanecerse, el último sonido que se escucha antes de desaparecer, sería la lectura diastólica.

La lectura normal para adultos sería 120/80, aunque puede variar de acuerdo a los antecedentes clínicos.

Si retrocedemos un poco en el tiempo, la primera medición de la presión arterial se registró en el año 1733, y el primer esfigmomanómetro fue inventado en el año 1881 por Samuel Siegfried Karl Ritter von Basch.

El diseño pionero constaba de dos partes: una bombilla de goma llena de agua y una columna de mercurio. El agua en el bulbo de goma se usó para restringir el flujo sanguíneo en la arteria, mientras que la columna de mercurio se conectó al bulbo que tradujo la presión requerida para oscurecer completamente el pulso en milímetros de mercurio.

En 1896, Scipione Riva-Rocci realizó mejoras adicionales en el primer esfigmomanómetro de Ritter. Agregó una almohadilla que se podía fijar alrededor del brazo para aplicar presión sobre la extremidad y medir la presión sanguínea.

Finalmente, en 1905, el Dr. Nikolai Korotkoff descubrió la diferencia entre la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica. Este descubrimiento sentó las bases para la medición moderna de la presión arterial tal como la conocemos hoy en día.

Tipos de tensiómetros manuales

Según el sistema de medición utilizado, existen dos tipos de tensiómetros manuales: esfigmomanómetro de mercurio y esfigmomanómetro aneroide, como los mencionados anteriormente.

Tensiómetros de mercurio

Son los más precisos cuando se trata de fines clínicos o de investigación. El manguito inflable está conectado a una columna de mercurio que sube y baja según las variaciones de presión realizadas por la bomba.

Las mediciones se registran en milímetros de mercurio (mm Hg). Se debe tener cuidado al usar esfigmomanómetros de mercurio para evitar los derrames de mercurio, que pueden ser potencialmente peligrosos.

Por lo tanto, solo recomendamos su uso doméstico si en el hogar hay estudiantes de medicina o trabajadores de la salud en su hogar, y deben mantenerse alejados del alcance de los niños pequeños.

Por lo general, este tipo de tensiómetros manuales duran más y no requieren calibración.

Tensiómetros aneroides

Este tipo de tensiómetros utilizan un sistema mecánico con un dial, no usan mercurio y, por lo tanto, son más seguros para ser utilizados por pacientes que necesitan controlar su presión arterial en su hogar diariamente.

Debido al tamaño más pequeño del dial, este tipo de tensiómetros son más livianos y se pueden transportar fácilmente. También son económicos en comparación con los esfigmomanómetros digitales y de mercurio.

Lo único que deberás recordar al utilizarlos es que necesitarás realizar calibraciones frecuentes para que las mediciones de la presión arterial sean más precisas.

Consejos sobre cómo elegir el mejor esfigmomanómetro

Lecturas

Cualquier esfigmomanómetro debe proporcionarte lecturas precisas. Además, también debe ser funcional y duradero.

Cualquiera de los dispositivos mencionados en esta lista, está diseñado con materiales resistentes, por lo que no deberás comprar otro tensiómetro durante mucho tiempo.

Válvula de inflado y Bulbo

La válvula y el bulbo de cualquier esfigmomanómetro deben ser de construcción robusta, y contar por lo menos con algunas de estas características: ser hipoalergénicos, antiadherentes, de alta densidad y resistentes a las grietas.

La parte del bulbo debe ser fácil de bombear y debe estar hecha de PVC sin látex.

Materiales utilizados

Muchos de los esfigmomanómetros disponibles en el mercado están hechos de aluminio, zinc y hierro. Estos son materiales duraderos que ayudan a garantizar que los dispositivos duren mucho tiempo.

La parte del manguito debe hacerse con materiales como tubos de PVC y caucho.

Cómo usar correctamente un tensiómetro manual

Para obtener una lectura precisa, es importante usar el tensiómetro de forma adecuada y aquí  te contamos cómo hacerlo correctamente.

  1. Siéntate en silencio durante al menos cinco minutos antes de tomarte la presión arterial. Selecciona una silla y asegúrate de que tus pies puedan descansar planos sobre el suelo. Coloca tu brazo de manera que la parte superior esté al mismo nivel que tu corazón.
  2. Siempre debes usar el tensiómetro del tamaño adecuado. Coloca el brazalete cómodamente sobre tu brazo y asegúrate de que el marcador y tu arteria braquial estén alineados.
  3. Coloca el estetoscopio debajo del manguito en el punto donde puedas sentir el mayor pulso.
  4. Infla el manguito para que el medidor lea aproximadamente 30 o 40 mmHG más alto que tu lectura de presión arterial típica o alrededor de 170 mmHg.
  5. Desinfla el brazalete lentamente y escucha tu lectura sistólica, que será el número que aparezca la primera vez que escuches los latidos de tu corazón. Esto generalmente se muestra como el número de presión arterial superior.
  6. Continúa desinflando el brazalete hasta que ya no escuches los latidos de tu corazón. En el momento en que esto sucede, este número señala tu lectura diastólica.

Es posible que desees tomar otra lectura 5 o 10 minutos más tarde en el brazo opuesto y promediar las lecturas. También puedes tomar lecturas en diferentes momentos del día para tener una lectura más precisa.

Conclusiones

La presión arterial alta es un problema de salud generalizado y potencialmente grave. Sin embargo, las lecturas de la presión arterial varían naturalmente a lo largo del día y pueden verse afectadas por diversos factores, como el ejercicio, el sueño, el estrés, los alimentos que ingerimos, la ingesta de alcohol y  medicamentos.

Por eso, es importante obtener lecturas regulares de la presión arterial en diferentes momentos y bajo diferentes circunstancias para obtener una medición precisa.

Seleccionar un tensiómetro manual adecuado que se ajuste a tus necesidades es un paso importante para obtener mediciones fiables.

Artículos relacionados

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!